Bóxer

Bóxer
5 (100%) 1 vote

El perro bóxer de origen alemán es una raza canina de trabajo y compañía de tipo moloso. Es un perro de tamaño medio empleado  como vigilante durante años. Es un entrecruzado entre un Brabant bullenbeisser y un Bulldog de antaño, razas ya extintas.

bóxer

Surgio  por primera vez en Múnich (Alemania) en un criadero llamado von Dom. Durante la Primera y Segunda Guerra Mundial el bóxer fue utilizado como perro mensajero: transportaba cables de comunicación e incluso cargaba cuerpos de soldados heridos en el campo de batalla.
Sigue siendo elegido como perro policía en distintas partes del mundo.

Ocupa el 9º puesto dentro de las razas más populares de países miembros del FCI, y el 7º lugar en el caso de AKC. Además ha dado paso a otras razas como el perro de pelea cordobés, el dogo guatemaltenco, el bullbóxer o el akita inu bóxer.

 

Te hablaremos de todo sobre el perro bóxer incluyendo datos sobre su carácter, alimentación, adiestramiento y educación. En detalle, la descripción de un perro bóxer.

Orígenes del bóxer

Los ancestros más antiguos del bóxer son dos perros alemanes de tipo moloso: el bullenbeisser y el barenbeisser. Sin embargo, la  principal contribubion procede  a la raza provino de los bullenbeisser más pequeños conocidos como brabant bullenbeisser.

Estos ancestros del bóxer eran perros de caza mayor, que ayudaban a los cazadores persiguiendo y sujetando a la presa. Por tanto, debían ser perros resistentes, fuertes y con un gran impulso de presa. Algún tiempo después, los ancestros del bóxer fueron cruzados con el bulldog inglés y empezaron a usarse para controlar al ganado vacuno, convirtiéndose así en perros boyeros. Debido a que eran perros fáciles de entrenar, también fueron usados en circos y espectáculos.

Tres alemanes, Roberth, Konig y Hopner, decidieron estabilizar el estándar de la raza en 1894. Al año siguiente la exhibieron en la exposición canina de Munich.

En 1896 fundaron el primer Bóxer Club. En 1904 se conformó el primer libro de registro del perro bóxer, definiendo el estándar de la raza en función a las características que debía cumplir el bóxer como perro de trabajo.

El origen del nombre no queda claro, pero se han sugerido varias hipótesis para aclarar de dónde proviene  el nombre bóxer para esta raza:

  • Algunos autores han sugerido que el nombre del bóxer proviene de los aparentes golpes que este perro daría con las patas a la hora de pelear, como un boxeador. Ciertamente esta es una actitud propia de los perros bóxer ya que son muy propensos a utilizar sus patas delanteras. Sin embargo, esto es poco probable ya que el fuerte nacionalismo alemán hubiera impedido dar un nombre inglés a una raza 100% alemana.
  • Otra hipótesis sugiere que la palabra boxer es una degeneración de “boxl” que era como se conocía coloquialmente a los brabant bullenbeisser. Quizás esta hipótesis sea más cercana a la verdad.

 

Características físicas de la raza  bóxer

El perro bóxer es un animal  de tamaño medio. Tiene una cabeza fuerte y pesada junto a una mandíbula potente con una gran presión mandibular. El hocico es pequeño y tiene una máscara negra que le cubre. Antiguamente se le cortaban las orejas e incluso la cola, opciones que actualmente se rechazan por la gran mayoría de criadores y propietarios además de estar prohibido.

El cuello es fuerte, redondo y musculoso al igual que las patas traseras. El pecho, amplio, le otorga una gran presencia. Suelen tener el pelo muy corto, brillante y suave. Los colores del perro bóxer varían desde el marrón hasta el negro pasando por el atigrado. Suelen aparecer algunos ejemplares con manchas también podemos sorprendernos con un bóxer blanco o bóxer albino, y aunque existen, no son aceptados por la Federación Cinológica Internacional (FCI).

La altura a la cruz de los machos oscila entre los 57 y los 63 centímetros. Para las hembras, la altura a la cruz debe estar entre los 53 y 59 centímetros. El peso promedio de los machos adultos está alrededor de los 30 kilogramos, mientras que el de las hembras ronda los 25 kilogramos.

Naturaleza del bóxer

El buen olfato del perro bóxer y su gran valentía en caso de catástrofe le han concedido uno de los primeros puestos como perro bombero. Sus cualidades son muchas ya que se trata de un perro fiel, vigilante y activo.

Es un perro dócil, leal a su familia e incapaz de hacerles daño. En algunos casos es algo sobreprotector si observa un comportamiento agresivo o prevé que vaya a serlo con lo que él considera su manada. Respeta las ordenes  de los dueños y es paciente con niños. Se trata de un perro territorial y dominante que nos alertará fácilmente de la presencia de intrusos.

Es un perro muy curioso y crea un vínculo muy afectivo con sus dueños, de los que no se separará jamás y a los que intentará no hacer enfadar. Es necesario socializarlo desde cachorro correctamente para que el desarrollo con humanos y perros sea perfecto. Puede ser algo brusco jugando, nunca con maldad.

El bóxer es un excelente perro de terapia ya que presenta beneficios reales como por ejemplo la empatía, la relación con el entorno, desinhibición, espontaneidad, contacto físico o la mejora del estrés.

Las relaciones del bóxer con los niños suelen ser excelentes, lo cierto es que se le conoce por su paciencia, afecto y ganas de juego con los más pequeños de la casa.

En cuanto a relaciones con otros perros se trata de un perro, que de no ser socializado y esterilizado, puede ser algo dominante (especialmente con otros machos) aunque por lo general se comporta fantásticamente con otras mascotas e interactúa con ellas sin problema alguno buscando juego.

Cuidados del bóxer

El bóxer necesita dos o tres paseos diarios además de hacer ejercicio. Disfrutará corriendo y persiguiendo objetos que realicen algún tipo de sonido, disfruta desarrollando su musculatura. Es importante que lleven una dieta controlada y adecuada para no fomentar el sobrepeso o la anorexia.

Es indispensable estimularlo mental y físicamente para que sea feliz, además observaremos que responde maravillosamente a las atenciones que se le presten. El bóxer correctamente socializado tiende a relacionarse fácilmente con otras mascotas y le encanta investigar el olor de plantas y objetos diversos. Puede vivir perfectamente en un piso al igual que en una casa, siempre que se le proporcionen los paseos y el ejercicio diario.

Educación del bóxer

Ocupa el puesto 48 en la clasificación de inteligencia de los perros, aún así, por el tremendo vínculo que crea con los que sean sus dueños responderá activamente a juegos y órdenes, aunque quizás necesitará algo más de tiempo que otras razas. En el adiestramiento del perro bóxer del es imprescindible utilizar el refuerzo positivo con golosinas y golosinas para mascotas, aumentará el interés en el perro además de reforzar vínculos entre vosotros.

El perro bóxer puede aprender multitud de órdenes como sentarse, dar la pata, estirarse, dar vueltas, perseguir juguetes, quedarse quieto… Es un perro obediente. Además, le encantará sentirse útil realizando sus propias tareas dentro de la casa como por ejemplo avisar si llegan extraños al hogar, cuidar de los más pequeños y protegerlos con gran coraje ante cualquier peligro.